Diego Mellado | Microcosmos y utopía: acerca del entusiasmo anarquista

La tiranía no es un fuego que haya que apagar, porque no es un mal exterior, sino una carencia interior.
– Gustav Landauer.

"Primavera Cósmica" (Frantisek Kupka, 1913)
“Primavera Cósmica” (Frantisek Kupka, 1913)

¿Cuál sería el contenido de este otro entusiasmo, anarquista, utópico, indeterminado? No es que la libertad tenga el estatuto de Dios: se trata de negar los arquetipos jerárquicos. Por lo tanto, no sería un entusiasmo cuyo origen sea una acción externa sobre los hombres y mujeres emprendidos en la tarea revolucionaria. Será, más bien, un entusiasmo en contra del principio de autoridad que residirá en la voluntad de las personas que quieren proyectar una sociedad libertaria, una sociedad de sociedades que se logrará a través de la revolución: es como cuando Ricardo Mella reconocía que la libertad, ampliamente razonada y sentida, era el vehículo hacia ese socialismo mutuamente acordado y que nos conduce, nuevamente, a la definición de entusiasmo como un transporte.


LEER ARTÍCULO COMPLETO

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *